Palacio residencial de Ludwigsburg

palacio_ludwigsburg

El Palacio residencial de Ludwigsburg es el principal atractivo turístico de la pequeña ciudad de Ludwigsburg o Luisburgo. en castellano. Se encuentra a pocos minutos en tren de Stuttgart, por lo que es una escapada perfecta si estamos pasando unos días en la capital de Baden-Württemberg.

Este palacio del siglo XVIII es uno de los mayores que existen en Alemania y fue corte y residencia oficial del Ducado de Württemberg. Construido en estilo barroco, incluye también posteriores modificaciones en estilo rococó y clasicista. Su origen está en un castillo de caza construido en 1704 por el Duque Eberhard Ludwig aunque sólo unos años después, en 1718, fue ampliado por el arquitecto italiano Donato Giuseppe Frisoni,  para darle uso de residencia oficial de verano, algo que siguiendo la estela de Versalles, ya se estaba haciendo en muchas de las cortes europeas. En el siglo XVIII el Ducado de Württemberg era un estado independiente, por lo que contar con residencias oficiales a la altura que la otras potencias europeas era una cuestión de estado, tanto para asombrar a embajadores, como para permitir acordar matrimonios con otras casas reales. En 1733 se concluyeron los edificios como los conocemos hoy.

patio_palacio_ludwigsburgActualmente el Palacio de Ludwigsburg expone varias colecciones artísticas, como la galería de pintura barroca, un museo de la moda, un museo de cerámica, o un lapidarium, aunque lo más importante es la visita a los apartamentos, los jardines y el teatro.

Los apartamentos que pueden visitarse pertenecieron en su mayoría al Duque Carlos Eugenio de Württemberg, quien residió aquí a mediados del siglo XVIII, en la visita guiada cabe destacar la Sala de Marmol, escenario de los principales festejos de la corte, ya que sirvió como salón de baile. Como curiosidad la ruta incluye un par de estancias del servicio con mobiliario de la época, por lo que el visitante puede hacerse una idea de como vivían los criados, algo poco habitual en este tipo de visitas.

El teatro es sin lugar a dudas la joya de Ludwigsburg ya que es el teatro palaciego más antiguo que se conserva en Europa con una tramoya original. Aquí se solían hacer representaciones de óperas y teatros a los que podían acudir exclusivamente miembros de la corte de Württemberg.

jardines_palacio_ludwigsburgLos que vayan con niños están de suerte, porque el Palacio incluye un Museo para niños llamado Kinderreich, en el que pueden jugar y disfrazarse al modo de la época al mismo tiempo que conocen los secretos de este palacio.

No podemos terminar la visita sin un paseo por sus espectaculares jardines, y si nos queda tiempo vistar el cercano Palacete de Favorite, una estancia de recreo que se encuentra a pocos metros a pie.

Dresde, La Florencia de Alemania

Dresde_panoramica

Dresde es la capital de Sajonia y la segunda mayor ciudad de Alemania oriental después de Berlín. Durante siglos fue uno de los centros culturales más importantes de Alemania, por lo que llegó a ser conocida como Florencia del norte, algo que pese a los fuertes bombardeos sufridos durante la II Guerra Mundial es todavía perceptible. A día de hoy su perfil de ciudad barroca la convierten en uno de los focos de turismo más importantes de centroeuropa.

valle_del_elba_dresdeDresde se encuentra al comienzo del Valle del Elba, zona de especial belleza por su naturaleza y el gran número de palacios y jardines construidos a orillas del río, por este motivo el Valle del Elba llego a ser nombrado Patrimonio de la Humanidad en 2004, pero perdió la distinción de la Unesco en 2009 por la construcción del puente del Waldschlößchen, que pese a ser necesario y útil para unir dos puntos de la ciudad, rompe la estética histórica del valle. A pesar de todo un crucero o paseo por esta zona del Elba es uno de los atractivos más turísticos de Sajonia. A orillas del río se encuentran monumentos como el Castillo Albrechtsberg o Villa Stockhausen, además del resto de monumentos del centro histórico de Dresde.

Dresde es desde el Siglo XV residencia de los electores de Sajonia, tradicionalmente la región protestante más importante de Alemania. Su mayor auge llegó en el siglo XVIII, de ahí su aspecto barroco, cuando el Elector Augusto II dió a la ciudad histórica su aspecto actual.

desfile_principes_dresdeLa arquitectura y el paisaje de Dresde es tan variado como su propia historia. Si llegamos en tren veremos nada más salir de la estación de ferrocaril una ciudad moderna, una gran avenida une la estación de tren con el casco antiguo. Esta zona cuenta con grandes edificios de viviendas de la época comunista como los que también podemos ver en muchas zonas de Berlín, bloques inmensos de hormigón y metal que ofrecía igualdad de vivienda a la clase trabajadora. Hoy en día la avenida se ve salpicada de gran cantidad de comercios y centros comerciales, convirtiéndose en la zona comercial de la ciudad perfecta para salir de compras.

Frauenkirche_dresdeEl Altmarkt es la entrada al casco antiguo. En esta plaza se instalaba el mercado y es fiel reflejo de la historia de la ciudad. En un extremo se encuentra la Iglesia de la Santa Cruz (Kreuzkirche) de origen barroco, y en el otro extremo el Kulturpalast, de estilo clasicista socialista. Al otro lado de este edificio se encuentran los principales monumentos de la ciudad en un par de manzanas. Dejo un listado de los más importantes:

- Frauenkirche, Completamente destruido tras los bombardeos de la II Guerra Mundial fue reconstruido exactamente igual. Es un símbolo del resurgir de la ciudad desde su reinauguración en 2005. Es de confesión protestante, y el templo más alto de la ciudad.

- Zwinger, Uno de los palacios barrocos más bellos de Alemania. Hoy es la sede de varios museos como la Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos, y residencia oficial de los Electores de Sajonia.

- La Ópera Semper, una de las principales de Europa donde estrenaron obras autores como Richard Wagner o Richard Strauss.

- La terraza de Brühl, un paseo construido a modo de terraza a orillas del Río Elba donde se encuentran edificios como la Escuela Superior de Bellas Artes de Dresde.

- El Puente de Augusto, llamado así por el Elector de Sajonia y Rey de Polonia Augusto II El Fuerte. Comunica el casco histórico con el barrio nuevo. Desde aqui se contempla perfectamente la cúpula de cristal de Yenidze, una antigua fábrica de tabaco de principios de siglo XX, en estilo modernista con decoración oriental.

catedral_dresde- Catedral católica, pese a su gran tamaño es una de las pocas catedrales alemanas que no es el edificio religioso más alto de su ciudad. La protestante Frauenkirche es mayor.

- El Desfile de los Príncipes, un impresionante mural de porcelana de Meissen donde se encuentran representados todos los principes electores de Sajonia.

- El Castillo residencial, fue residencia oficial de los electores de Sajonia. En su interior se encuentra la famosa bóveda verde.

- El Albertinum, el museo de arte moderno de la ciudad.

pasaje_dresdeAl otro lado del puente los puntos de interés más importantes son:

- Neustadt. en español ciudad nueva. Es un barrio alternativo al estilo de Berlín, con interesantes cafés, bares y comercios. Es la zona nocturna por excelencia. Aquí se encuentra también el Kunsthofpassage, en español barrio de patios de los artistas. Es un grupo de patios interiores conectados por pasajes con una fantasiosa decoración llena de colores y esculturas. Aquí podemos encontrar un buen número de cafés y talleres de artistas.

- La lechería de los Hermanos Pfund, según el libro Guiness de los Records es la lechería más bonita del mundo. Toda entera está decorada de azulejos de colores.

Cómo anécdota curiosa: El autor alemán Schiller escribió aquí la letra de la Oda a la Alegría, que acompaña la música compuesta por Beethoven y que hoy día es el himno de la Unión Europea.

Zwinger

Quedlinburg, memoria de la dinastia otoniana

Quedlinburg_panoramica

Quedlinburg es una pequeña ciudad de Sajonia-Anhalt, en la parte oriental de Alemania. Aunque es bastante desconocida incluso por los propios alemanes cuenta con el honor de ser la ciudad alemana con mayor extensión protegida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1994 por la importancia de su conjunto de casas de vigas de madera entremadas.

casa_tipica_alemanaEl turismo extranjero no ha llegado a la ciudad y únicamente encontramos visitantes alemanes. La región no tiene aeropuerto internacional, pero la ciudad no queda lejos de Berlín o Dresde, por lo que es un destino alternativo ideal para hacer una escapada de un día o un fin de semana desde alguna de estas dos ciudad o para hacer una parada si estás haciendo una ruta en coche.

Con poco más de 20.000 habitantes el escaso crecimiento de la ciudad ha permitido que su casco histórico se mantenga intacto desde la Edad Media ya que tampoco sufrió bombardeos durante las dos guerras mundiales. Actualmente más de 1200 casas de madera están protegidas y su decoración y colorido convierten un paseo en un viaje en el tiempo.

Algo de Historia:

plaza_quedlinburgAunque la ciudad estuvo habitada desde el neolítico, su mayor esplendor se debe a la dinastia otoniana, que entre los siglos IX y XI  fueron Duques de Sajonia y de Baviera, además de Reyes de Alemania y más tarde Emperadores de Sacro Imperio Romano Germánico. Fue Santa Matilde, segunda mujer del Rey Enrique I el pajarero, la primera que fijó su atención en este lugar al fundar en 936 un convento de monjas, la Abadía de Quedlinburg, en memoria de su marido recientemente fallecido.

Desde entonces Quedlinburg tuve un significado importante para toda la dinastía y fue Otón III quien inicia la construcción de una ciudad otorgándole un mercado y derechos para acuñar moneda propia e instaurar una aduana. Con el fin de la dinastía otoniana la ciudad va perdiendo privilegios y es en el siglo XV cuando pierde su independencia.

Los tres puntos de interés más importantes son:

- La Plaza del Mercado, con un ayuntamiento de estiilo barroco que conserva la vieja estatua de Rolando, símbolo de la independencia de la ciudad.

- El Castillo-Museo de Quedlinburg, renacentista, destaca por su biblioteca.

- La Colegiata de San Servacio, de estilo románico, conserva una interesante cripta y una cámara del tesoro. Aquí estuvo la antigua Abadía de Quedlinburg.

Si tenemos más tiempo también podemos visitar:

quedlinburg_calle-La Galería Lyonel-Feininger, donde se muestra parte de la obra de este artista expresionista.

- Iglesia de San Nicolás, de confesión evangelista.

- Casa natal del poeta Friedrich Gottlieb Klopstock, autor del obras como El Mesias.

- El mausoleo de Goetzsche.

- La casa de la Bolsa (Bürse).

- La Iglesia de San Wiperti, también con una pequeña cripta románica.

- La Iglesia de San Matilde, en estilo neogótico.

- La Iglesia de San Benedicto, en estilo gótico tardío.

Ayuntamiento Nuevo de Múnich

munich_panoramica

El Ayuntamiento de Múnich no es sólo un emblema para el turismo de la ciudad, sino también uno de los símbolos de Alemania más conocidos en el extranjero. Es importante diferenciarlo del antiguo ayuntamiento, tambien en Marienplatz.

munich_ayuntamientoSu construcción responde a las necesidades burguesas y políticas de mostrar la grandeza y el esplendor de Múnich a finales del Siglo XIX para estar a la altura de otras capitales europeas, puesto que el antiguo ayuntamiento se estaba quedando pequeño. El impresionante edificio fue erigido en estilo neogótico en tres fases entre 1867 y 1909 y comenzó a funcionar como ayuntamiento en 1874, cuando finalizó la primera fase de su construcción. Su arquitecto, Georg Hauberrisser, fue el artífice de otros ayuntamientos alemanes como el de Wiesbaden, Saarbrücken y Kaufbeuren, además de la Iglesia de San Pablo, también en Múnich.

Por dar algunas cifras, el mastodóntico complejo cuenta con más 400 habitaciones y su fachada más de 100 metros. Su decoración incluye gágolas, motivos vegetales, figuras, y alusiones a referencias tanto regionales como de otras naciones en las ventanas. Aunque parte de esta decoración se destruyó durante la II Guerra Mundial, fue recontruida gracias a las aprtaciones y el apoyo económico de la ciudadanía.

carrillon_munichEl carrillón del reloj es uno de los mejores de Europa, tanto por su tamaño y colorido, como por el número de figuras en movimiento, un total de 32, con 43 campanas. Los turistas pueden verlo funcionar cada día a las 11:00, y en verano además a las 12:00 y a las 17:00. Se encuentra a 85 metros de altura, en la torre principal y los autómatas están ordenados a dos niveles. La parte superior representa un torneo celebrado durante la boda entre el duque Guillermo V de Wittelsbach con Renata de Lorena, mientras que en la parte inferior representa un baile típico bávaro. Su funcionamiento supuso todo un reto para la época y fue desarrollado mediante una ordenación cinemática por Christian Reithmann, quien más tarde inventaría el motor de ciclo a cuatro tiempos.

Cierro el post con un vídeo del Carrillón, que aunque no es como verlo en directo, sirve para hacerse una idea. :)

Ayuntamiento de Schöneberg – “Ich bin ein Berliner”

Schoneberg_ayuntamiento

Cuando el muro de Berlín dividía la ciudad en dos, el edificio funcionó como ayuntamiento de Berlín Occidental entre 1949 a 1993. Actualmente sirve como ayuntamiento administrativo del barrio Tempelhof-Schöneberg ya que el ayuntamiento oficial de Berlín es el histórico Ayuntamiento Rojo.

Kennedy_BerlinEs famoso sobre todo por ser el escenario donde John Fitzgerald Kennedy pronunció sus famosa frase Ich bin ein Berliner” (Soy un berlinés) en un discurso durante su visita a la ciudad en 1963, en plena Guerra Fría cuando esta parte de Berlín era una isla en medio de la zona comunista. La plaza en la que se encuentra lleva el nombre de John-F.-Kennedy-Platz en recuerdo de este momento histórico que sirvió para insuflar ánimo a la ciudad dividida de Berlín. Dejo un fragmento del mítico discurso de Kennedy donde entre otras cosas habla sobre la búsqueda en relación a las personas que arriesgaban su vida para cruzar el muro:

En este mismo lugar se encontraba desde el siglo XIX el Ayuntamiento de la ciudad de Schöneberg, por aquel entonces ciudad independiente de Berlín. A finales del mismo siglo el crecimiento de Berlín hizo que ambas ciudades se unieran convirtiendose Schöneberg en un barrio berlinés y traspasando sus poderes al Ayuntamiento Rojo. Durante la II Guerra Mundial el edificio fue bombardeado y quedó prácticamente destrozado es entonces cuando se construyó el edificio actual.

La torre principal está coronada por la Campana de la Libertad (Freiheitsglocke). Fue un regalo de Estados Unidos en 1950 con motivo de la inauguración y que toma como modelo la “Liberty Bell“, una campana que se encuentra en la ciudad de Filadelfia, en Pensilvania y que sirvió para convocar a los ciudadanos de la ciudad el 8 de Jullio de 1776 para leer a Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América.

Willy Brandt frente a la Puerta de Brandenburgo

Willy Brandt frente a la Puerta de Brandenburgo

Actualmente el edificio exhibe una exposición sobre la vida de Willy Brandt, el que fuera Alcalde de Berlín Occidental de 1957 a 1966 y Canciller de la República Federal Alemana de 1969 a 1974. Frente al ayuntamiento una placa conmemora también el mítico discurso de Jonh F. Kennedy y en su interior también hay varias placas con los nombres de los ciudadanos de Schöneberg caidos por la patria durante la I Guerra Mundial.

Ayuntamiento Rojo de Berlín

ayuntamiento_rojo_berlin

Es evidente por qué el Ayuntamiento Rojo (Rotes Rathaus) se llama así. El color rojizo del ladrillo no es habitual en los edificios históricos de Berlín y con su alta torre llama la atención del turista desde lejos. Actualmente es la sede de la Alcaldía de Berlín, pero también del Senado del Estado Federal de Berlín.

Se encuentra en Alexanderplatz, en el centro histórico de Berlín, a los pies de la Torre del televisión, por lo que visitarlo no tiene pérdida. Los amantes de la fotografía se vuelven locos buscando un ángulo donde encuadrar en el mismo espacio la torre de televisión con el ayuntamiento, misión complicada teniendo en cuenta el tamaño de ambos.

Torres de la Catedral de Laon

Torres de la Catedral de Laon

El Ayuntamiento Rojo fue construido en los años 60 del siglo XIX siendo la principal obra del arquitecto alemán de origen polaco Hermann Friedrich Waesemann. Tomó como modelo el ayuntamiento de Toruń en Polonia, aunque creó un estilo ecléctico que combina elementos renacentistas italianos con elementos góticos. La estructura de la torre del reloj es similar a la de la catedral de Laon en Francia. De resaltar son también los relieves en terracota del balcón central, que muestra pasajes de la historia de Prusia.

Durante la Guerra Fría, cuando el muro de Berlín dividía la ciudad, el edificio sirvió sólo como sede del ayuntamiento de Berlín Oriental. La parte de Berlín Occidental mantuvo su ayuntamiento en Schöneberg, en el barrio del mismo nombre al sur de la ciudad. Fue allí donde John Fitzgerald Kennedy pronunció sus famosa frase “Ich bin ein Berliner” (Soy un berlinés).

La gran explanada frente al Ayuntamiento Rojo es escenario habitual tanto de manifestaciones o reivindicaciones como de conciertos y performance, especialmente cuando hay buen tiempo. Como ejemplo dejo este divertido vídeo en el hacen ducharse a una marioneta gigante en frente del edificio.

Castillo-Museo de Weimar (Schlossmuseum)

castillo_museo_weimar

El Castillo-Museo de Weimar es uno de los edificios más representativo de la ciudad y forma parte del conjunto “Weimar clásico” que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998. El palacio fue residencia oficial de los Duques de Sajonia-Weimar desde finales del siglo XVI y aunque parte de su estructura fue diseñada por el arquitecto Giovanni Bonalino el siglo XVI, su aspecto actual lo debemos a una importante reforma realizada por Duque Carlos Augusto de Sajonia-Weimar en los siglos XVIII y XIX. La obra fue comisionada por el dramaturgo Johann Wolfgang von Goethe, y participaron arquitectos como Nicolaus  Friedrich Thouret.

Salón de baileLa visita abierta al público incluye las salas históricamente usadas por los duques, tanto públicas como privadas, entre las que destaca el impresionante salón de baile, aunque gran parte de las salas muestra una rica colección de pintura. Destaca el grupo de pintura renacentista alemana, con un gran número de obras de Lucas Cranach el viejo algo que no es de extrañar, ya que el elector Juan Federico I de Sajonia fue mecenas del artista. También es importante la colección de pintura del siglo XIX, principalmente alemana, pero que también incluye obras de impresionistas franceses como Monet, y en menor medida pintura academicista.

A continuación detallo las que a mi juicio son las obras más importantes del museo:

Cranach_SibilaRetrato de Sibila de Cléveris (Lucas Cranach el viejo, 1526)

Es la obra más conocida del museo de Weimar y una de más famosas del pintor renacentista alemán Lucas Cranach el viejo. Destaca no sólo por su técnica extremadamente detallista, sino por la retrada, de tez blanca, ojos almendrados y pelirroja, muy al gusto del cánon de belleza renacentista en Alemania. La composición es habitual en Cranach. La piel blanca de la retratada resalta sobre los tonos dorados y rojizos del vestido y la cabellera en un figura que contrasta con el negro del fondo. Sibila de Cléveris, o en alemán Sibylle von Kleve, fue la esposa del Elector Juan Federico I de Sajonia, conocido como el Magnánimo. Ambos defendieron el protestantismo alemán y a Martín Lutero, por lo que su marido se enfrentó a Carlos V en la conocida Batalla de Mühlberg.

hans_tucher_dureroRerato de Hans Tucher (Alberto Durero, 1499)

Forma pareja con el retrato de su mujer Felicitas Tucher, también en el Museo. Los Tucher fueron una rica familia de Nuremberg que dio alojamiento a Durero durante su viaje de aprendizaje por el norte de Italia. En agradecimiento, el pintor regaló cuatro retratos a la familia de composición y tamaño similar: Los de la pareja Nicolás y Elsbeth Tucher (Museumslandschaft Hessen Kassel) y los retrtos que encontramos en el Museo de Weimar. El retratado posa de tres cuartos en una composición a medio cuerpo habitual en el artista que recuerda a su autorretrato del Museo del Prado. Sostiene en su mano un anillo haciendo alusión al matrimonio de la pareja y viste con pieles y ricos ropajes propios de la prospera familia burguesa alemana. Al fondo abre una ventana con un frondoso paisaje.

tumba_Hutten_Caspar_friedrichLa Tumba de Hutten (Caspar David Friedrich, 1823/1824)

La obra muestra la visita de un hombre desconocido a los restos de la tumba del humanista alemán Ulrich von Hutten, en una iglesia en ruinas de la isla de Ufenau, en el Lago de Zúrich. El caballero von Hutten fue partidario del Erasmo de Rotterdam, por lo que tuvo que exiliarse a Suiza durante los conflictos de religión con el auge del protestantismo. La obra desvela el espíritu romántico de Friedrich en el que el hombre contemporáneo se queda pequeño frente a la fuerza del pasado y la religión. La representación de la tumba de un personaje histórico vencido por sus ideales religiosos son fiel reflejo del interés nostálgico y derrotista del romanticismo alemán, al tiempo que desvela un evidente posicionamiento político.

monet_catedral_rouenCatedral de Rouen (Claude Monet, 1894)

La serie de cuadros de la catedral de Rouen es quizá la más famosa de las que pintó Monet, en la que representa la fachada del edificio en distintos momentos del día y del año, en las que la luz incide de forma diversa, usando por lo tanto colores diferentes pese a tratarde del mismo motivo y casi siempre del mismo encuadre. Actualmente existe más de una veintena de obras pertenecientes a esta serie, gran parte de ellas en Parìs, sobre todo en el Museo d´Orsay. La versión que conserva Weimar muestra como inciden los rayos por detrás del edificio una fría tarde.

hombres_jovenes_mar_beckmannHombres jóvenes junto al mar (Max Beckmann, 1905)

El pintor expresionista alemán Max Beckmann pintó esta obra con sólo 21 años, cuando aun era un artísta desconocido y hacía dos años que había contrido matrimonio. Esta obra de gran formato sirve alprometedor pintor para mostrar su conocimiento en la representación de la anatomía y el desnudo masculino, mostrando las carnaciones de una musculatura juvenil de atlética delgadez. En esta obra son evidentes la influencias del artísta alemán del XIX, Hans von Marées, así como la pintura de Luca Signorelli, concretamente la Capilla de San Brizio, en la Catedral de Orvieto.

recolectora_patatas_liebermannRecolectora de patatas (Max Liebermann, 1874)

Reconocido como el principal representante del impresionismo alemán, Liebermann pasó a lo largo de su carrera de una pintura con fuerte influencia de la Escuela de Barbizón, a un estilo casi expresionista, con la llegada de nuevas corrientes a principios del siglo XX. Muestra en esta pintura un tema con fuerte carga social en el que exalta la labor del trabajador, el de la cosecha de la patata, que fue también representado por artistas como Millet o Van Gogh. Liebermann le otorga al tema una luz atenuada por las nubes y colores terrosos, muy habituales en su obra.

Angelica_kauffmann_julia_pompeyoJulia, esposa de Pompeyo, se entera de la supuesta muerte de su marido (Angelica Kauffmann, 1785)

Angelica Kauffmann ha sido una de las pocas mujeres pintoras que han conseguido un hueco en la hisotria del arte. De corte noeclásico, destaca sobre todo por sus retratos y sus obras de temas históricos. Presta especial atención al mundo clásico, como en esta obra dedicada a un episodio de la vida de Julia César, la única hija del emperador romano Julio César que casó con Pompeyo, uno de los principales militares de Roma y que prácticamente le doblaba la edad.
Los visitantes deben tener en cuenta que el museo abre todos los días excepto los lunes y la entrada cuesta 6 euros.
Fotos: © Klassik Stiftung Weimar / Museen

Fernsehturm, Torre de TV de Berlín

Fernsehturm

La torre de televisión es visible desde casi cualquier punto de Berlín. No es de extrañar, ya que con 368 metros de altura es el cuarto edificio más alto de Europa y la segunda torre de comunicaciones del continente, sólo detrás de la Torre Ostankino de Moscú.

torre_tv_berlin_1969Se encuentra en Alexanderplatz, en pleno centro de la ciudad, justo en frente del ayuntamiento rojo y epicentro del poder de la Alemania socialista durante la Guerra Fría. Su construcción fue aprobada en 1964 por el gobierno de Walter Ulbricht, y sus arquitectos, Hermann Henselmann y Jörg Streitparth, tomaron como modelo la Torre de TV de Stuttgart. Finalmente fue inaugurada el 3 de Octubre de 1969 (justo 21 años antes de la unificación alemana) y pronto se convirtió en un símbolo de modernidad y progreso de la RDA (República Democrática de Alemania) y Berlín Oriental. Entonces medía 365 metros y no fue hasta 1990 cuando se cambió la antena superior por otra tres metros mayor llegando a la altura actual

Irónicamente la torre comenzó a ser llamada San Walter, por la cruz que forman los rayos del sol cuando llegan frontalmente a la cúpula, de acero inoxidable. El sobrenombre tenía un trasfondo claramente crítico por el ateísmo de la RDA.

torre_tv_mundialLa torre cuenta también con un restaurante giratorio a 204 metros de altura. Las vistas son impresionantes aunque el menú tenga un precio bastante alto. La visita turística sube hasta una plnta inferior a 200 metros de altura, en un ascensor que suposo una proeza técnica de los sesenta, ya que conseguía ascender hasta la cúpula en sólo 40 segundos.

Como dato curioso, la torre de televisión recibe cada año más de un millón de visitantes de los cuales un 60% son extranjeros. Los españoles son la primera nacionalidad de visitantes no alemanes, más de 8%. Durante el Mundial de Fútbol de 2006, la esfera central fue transformada en un inmenso balón de fútbol.

Horarios:

Marzo a Octubre:
Todos los días de 9 a 24.

Noviembre a Febrero:
Todos los días de 10 a 24.

Precios de visita:

Adultos: 12€

Niños hasta 16 años: 7.50€

Niños hasta 4 años: Gratis

San Bartolomé, la Catedral de Frankfurt

catedral_frankfurt

Muy cerca del Römer se encuentra la Catedral de Frankfurt, y pese a la gran cantidad de rascacielos que inundan la ciudad su característico campanario de color rojizo puede divisarse aun desde muchos puntos de la ciudad. Fue consagrada a San Bartolomé desde que en 1239 llegaron a la ciudad las reliquias del Santo Apostol, cuyo cráneo se encuentra en teoría en el mismo altar mayor. Es precisamente esa una de las razones por la que el templo ha sido durante siglos escenario de la coronación de los Emperadores de Sacro Imperio Romano Germánico, al igual que la Catedral de Aquisgrán.

Bombardeo_frankfurtLa catedral de estilo gótico tardío fue construido en el siglo XIII en el mismo lugar donde anteriormente se encontraba una capilla de época merovingia. Ya en la baja Edad Media, Frankfurt comenzó a ser una ciudad importante en Alemania e incluso el Emperador Carlo Magno vivió aquí unos años. Aunque es poca la información que se tiene sobre la ciudad en esta época algunos restos de un complejo palaciego pueden contemplarse aun frente a la entrada principal del templo.

Llama la atención el buen estado de conservación de la catedral en una ciudad cuyo casco histórico fue completamente destruido durante la II Guerra Mundial. La verdad es que ha sufrido incendios y bombardeos a lo largo de la historia aunque por fortuna la estructura del templo nunca se ha visto gravemente perjudicada. La primera tragedia tuvo lugar en 1867 cuando un fuego originado en una calle trasera fue desplazado a la catedral por los fuertes vientos. El techo fue la parte más dañada y la reconstrucción se hizo añadiendo un importante número de elementos neogóticos. Varias décadas después las tropas aliadas acechaban la ciudad, que fue finalmente bombardeada el 22 de marzo de 1944. La catedral, al igual que en otras ciudades alemanas, como como Dresde o Colonia, fue uno de los pocos edificios que se respetaron.

campanario_catedral_frankfurtEn su interior llama la atención una amplia colección de banderas procedentes de batallas ganadas por tropas alemanas, aunque de visita obligada es la llamada Wahlkapelle (capilla de elección), donde los principes electores de Alemania decidían quién sería el futuro Emperados del Sacro Imperio Romano Germánico. Se encuentra en la parte derecha del coro y aunque no es de especial belleza, tiene un importante valor histórico. Aquì fueron elegidos entre otros muchos el Emperador Alberto II.

El campanario, con 96 metros de altura, fue en su día el punto más alto de la ciudad y el turista puede disfrutar desde aquí unas estupendas vistas de la ciudad. Los interesados deben saber que tanto la compra de entradas como la entrada a la torre se encuentran fuera del templo. Como detalle curioso, la campana mayor del templo tiene un nombre español, La Gloriosa. Fue forjada en Dresde en 1877 y el segunda `más grande de Alemania después de la de Colonia.

reliquia_san_bartolome

Reliquias de San Bartolomé

La entrada al templo es gratuita, aunque el museo catedralicio es de pago al igual que el campanario. El Museo muestra entre otras cosas las reliquias de San Bartolomé y un tesoro de época merovingia.

Horario de la Catedral:

Lunes a jueves: 08.00 – 20.00
Viernes: 12.00 – 20.00
Sábado y domingo: 09.00 – 20.00

 

Fotos: © 2011 DOMMUSEUM FRANKFURT

Römer, corazón del casco antiguo de Frankfurt

© PIA Stadt Frankfurt am Main, Foto: Tanja Schäfer

El Römer es la sede del antiguo ayuntamiento de la ciudad de Frankfurt, que se encuentra en la Plaza Römerberg, la única parte del casco histórico que se conserva con arquitectura tradicional y las típicas casas de fachadas escalonadas.

Realmente el conjunto de casas que rodea la plaza tampoco se han conservado como lo encontramos en la actualidad. La plaza, como toda la ciudad sufrió fuertes bombardeos durante la II Guerra Mundial y quedó destrozada. Los edificios actuales son una fiel reconstrucción de los antiguos y un símbolo del pasado esplendor de la ciudad, cuando era sede oficial de la coronación de los emperadores de Alemania.

El edificio principal, el Haus Römer, es un complejo de tres edificios que fue ayuntamiento de la ciudad de Frankfurt durante más de cinco siglos, aunque en su origen el edificio pertenecía a un comerciante, que lo vendió a la ciudad en 1405. En su decoración destaca su bello balcón, con esculturas de piedra y adornos dorados. A éste se accede desde la Keisersaal (salón del emperador), donde desde principios del siglo XVII se celebraba el banquete de coronación que tenía lugar tras la coronación del Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, en la cercana Catedral de San Bartolomé.

En frente del Haus Römer hay una serie de edificios de arquitectura popular alemana, de vigas de madera, colores brillantes, y macetas de flores en las ventanas. Hoy día son cafés y tiendas de regalos.

Completan la plaza la Iglesia de San Nicolás, en el extremo más próximo al río Meno, y la Fuente de la Justicia, en el centro, con una estatua que data de 1611 y decoración con figuras alegóricas de la justicia, la esperanza, el amor y la templanza.